Skip to content Skip to footer


No sería dulce pensar que Satanás, la enfermedad o la muerte tienen la última palabra en nuestras vidas. Que Dios reina soberanamente sobre todo sí es una dulce noticia. ¿Por qué?

Porque como Él es Santo, Justo, Bueno e infinitamente Sabio, no sólo puede detener el coronavirus, sino que también puede sostener nuestras almas. La misma soberanía que reina sobre la enfermedad es la misma que sostiene en la pérdida. La misma soberanía que quita la vida es la misma que conquistó la muerte y lleva a los creyentes al cielo con Cristo.

¿Cómo podemos estar seguros de que sostendrá nuestras almas? Porque Romanos 8:32 dice que Si Dios hizo lo más difícil por nosotros, dar a Su amado Hijo, entonces de seguro hará ahora lo más fácil: nos dará con Él todas las cosas.

Esto no quiere decir que Dios nos va a dar una vida de comodidad, pues el creyente puede experimentar tribulación, hambre, desnudez, peligro y espada (vv. 35-36). Significa que “en” todas las cosas Dios nos dará la victoria, al punto que ni la muerte nos podrá separar de Su amor (vv. 37-39).

Pensamientos preliminares: Ver y señalar

Si Dios no ha sido destronado, sino que sigue gobernando “todas las cosas según el consejo de Su voluntad” (Ef. 1:11) y si el coronavirus está en manos santas, justas, buenas y sabias, entonces, ¿qué ha estado haciendo Dios a través del coronavirus? ¿Cuál es Su propósito con este?

Antes de responder a la pregunta debemos aclarar tres cosas:

Primero, debemos reconocer que comparado con Su infinita sabiduría, nuestra opinión finita y pecadora no vale nada. Por tanto, nos conviene dejar de confiar en nuestra propia opinión o la de los “expertos” de este mundo y prestar atención a Dios (Prov. 28:26; 3:5).

Segundo, al buscar la respuesta en la sabiduría de Dios debemos recordar que los caminos de Dios son muy altos y profundos para nosotros (Isa. 55:9). Dios está haciendo miles y millones de cosas que no sabemos (Sal. 40:5) ni entendemos (Rom. 11:33), aun a través del coronavirus. Dios siempre está haciendo más de lo que podemos ver.

Tercero, a pesar de la profundidad y altura de Sus caminos, las cosas que Él hace a través de circunstancias como estas las ha revelado a través de Su palabra. Así que, al tratar de evaluar esta dura realidad (coronavirus), pongamos a un lado nuestra imaginación y evaluemos todo a la luz de la palabra de Dios.

¿Qué está haciendo Dios a través del coronavirus? Daremos seis respuestas Bíblicas en los próximos capítulos. Evalúa con la palabra lo que decimos (1 Jn. 4:1) y reten lo que es Bíblico (1 Tes. 5:21).

Juan José Pérez es pastor en la Iglesia Bautista de la Gracia, en Santiago de los Caballeros (República Dominicana). Posee una Maestría en Divinidades en el Seminario Bautista Reformado (Estados Unidos). Sirve como decano de la Academia Ministerial de la Gracia y es profesor de Biblia en el Colegio Bautista de la Gracia y la Universidad Nacional Evangélica (UNEV).